Skip to content

Dos preguntas y algunas respuestas …

24 agosto, 2011

Para mi la pregunta poderosa no fue “¿POR QUÉ trabajo?”. Para esta tenemos muchas respuestas rápidas: para ganar dinero, para comer, para vivir, para alimentar a mi familia, para irme de vacaciones, para desarrollarme profesionalmente, para pagar la hipoteca,…. etc.

La pregunta “incómoda” que me trajo hasta aquí tiene que ver con el sentido. Con el sentido del trabajo y con el sentido de la vida (aunque suene un tanto filosófico). La pregunta es: ¿PARA QUÉ trabajo?.  Es una pregunta que mira hacia adelante, que no busca razones para lo ocurrido hasta ahora pero que me cuestiona sobre lo que quiero hacer a partir de ahora.

La primera pregunta busca los motivos, las razones (los “por qués”) de lo que hago (o hice), de lo que vivo (o fui). La otra (¿PARA QUÉ?) me cuestiona acerca del fin último de lo que hago, del motivo por el cual me esfuerzo, al cual dedico (aproximadamente) un tercio de mi vida,  sobre lo que quiero ser, sobre lo que quiero hacer en los próximos 20 años,….

Mi (¿larga?) reflexión en torno a esta pregunta me trae a Brasil y me posiciona al lado de esta gente que lleva luchando desde hace treinta años en una pelea muy, muy antigua: “la tierra para quien la trabaja”. Uno de los grandes lemas del MST ha sido OCUPAR, RESISTIR Y PRODUCIR. Hoy, tras décadas de ocupaciones de tierras y con miles de familias ya legalmente asentadas, estamos en una nueva fase del movimiento, en el que los retos continúan siendo ocupar y asentar (a las más de 60 mil familias acampadas desde hace años en Brasil) pero en la que tenemos que prestar especial atención a la parte productiva y a la mejora de la calidad de vida de las familias. Para trabajar en esto tenemos un plan: FORMACIÓN, COOPERACIÓN Y TRANSFORMACIÓN.

Seguimos conversando …..

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Jose Mauel (tato) permalink
    7 septiembre, 2011 11:18 AM

    ” Dios mío, dame la fortaleza para aceptar lo que no
    puedo cambiar, el valor para cambiar lo que pueda
    cambiar, y la sabiduría para conocer la diferencia.”

    Saludos y suerte, tato.

  2. 7 septiembre, 2011 12:20 PM

    Si, lo más importante es conocer la diferencia.
    No se qué es lo que ocurre con más frecuencia: que nos empeñamos en cambiar lo que no es posible o que no nos atrevemos a cambiar lo que si podríamos 🙂
    Gracias Tato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: