Skip to content

La Tierra o la Vida

1 diciembre, 2011

Sí, es cierto que la frase era “la bolsa o la vida”, lo que ocurre es que mucha gente en Brasil (y en otras partes del mundo) no tiene bolsa o la tiene vacía. Lo que tiene es su Tierra, la Tierra de sus padres, de sus ancestros, la Tierra comprada con el sudor de su frente, la Tierra recuperada al latifundio, la Tierra que cultiva y cuida para dejar a sus descendientes. La Tierra que lo vio nacer, la Tierra que lo verá morir.

Pero sucede que un día a su Tierra llegan cinco (o cuarenta) pistoleros que le dicen que coja sus cosas, a su familia y que se vaya, que esa Tierra ya no es suya, que ahora pertenece al terrateniente, a su vecino el fazendeiro, al alcalde, al “progreso”, a la “empresa”,… que tienen unos títulos de propiedad que son los “verdaderos” (no como los suyos, que son falsos).

Ya se que parece sacado de una película del “salvaje oeste” y, efectivamente, eso ocurrió allí (y en el sur de Europa) hasta hace bien poco. Pero hoy en día, continua ocurriendo a miles de familias campesinas, a comunidades guaraníes y otros pueblos indígenas de Brasil,  de Argentina, o del desierto del Kalahari. No es algo del siglo pasado, ocurre en el siglo XXI, ocurre en octubre y  noviembre de 2011. Por poner solo unos ejemplos:

  • El pasado 18 de noviembre, más de cuarenta hombres fuertemente armados entran en un campamento de la comunidad Guarani-Kaiowá en el Estado de Mato Grosso do Sul y asesinan al líder de la comunidad. Además, según algunas fuentes, matan a otras dos personas y secuestran a tres niños. Los miembros del Consejo Indígena Misionero (CIMI) que acompañan a la comunidad son retenidos dentro de su alojamiento bajo amenaza de muerte. En este Estado el pueblo guaraní tenía 350 mil Km2 de Tierra. La mayoría de esta tierra les fue robada para establecer haciendas de ganado y descomunales cultivos de soja y caña de azúcar. Hoy luchan por recuperar una parte de sus tierras, son atacados por pistoleros y sufren una de las mayores tasas de suicidios de América del Sur. (1)
  • El pasado 16 de noviembre en el norte de Argentina dos sicarios contratados por un terrateniente local asesinaron a Cristian Ferreyra e hirieron de gravedad a Darío Godoy ambos miembros de la organización MOCASE (Movimiento Nacional Campesino Indígena) perteneciente (como el MST) a Vía Campesina. La comunidad de San Antonio, a la que pertenecen los agredidos, viene resistiendo al intento de desalojo de empresarios que han contratado matones armados para  realizar amedrentamiento en la zona norte de Santiago del Estero (2).
  • Hace dos días, en el pequeño Estado de Alagoas (en el nordeste brasileño) el MST recordaba a sus líderes asesinados en los últimos años por los “coroneles fazendeiros” que reinan en el Estado con total impunidad. En 1995 fue asesinado Chico, en 2000 José, en 2003 Luciano y el 29 de noviembre de 2005 Jaelson recibió cinco tiros. Desde entonces ese día es para el MST de este estado el “Día de lucha contra la violencia y la impunidad en el campo y en la ciudad”.
  • En el conocido Estado de Pernanbuco (también al nordeste) el MST sufrió, el pasado mes de octubre, la desaparición de uno de sus dirigentes y el desalojo violento de uno de sus campamentos que fue incendiado por la policia en connivencia con el fazendeiro local. Los terratenientes vinculados a la producción de caña de azúcar imponen su ley en el Estado.
  • Según la Comisión Pastoral de la Tierra, en el Estado amazónico de Pará (noroeste de Brasil) ha habido, sólo durante los diez últimos años, 219 asesinatos vinculados a la defensa de la Tierra. Las víctimas son campesinos, sindicalistas, ecologistas y todas aquellas personas que se oponen al robo de tierras, al trabajo esclavo, a la deforestación o al salvaje agronegocio.

Contra todo esto luchan movimientos y organizaciones campesinas como el MST. A lo largo de su historia se enfrentan a pistoleros, fazendeiros, paramilitares, jueces corruptos, policías y medios de intoxicación. Recuperan tierras robadas (grilhadas dicen aquí cuando se hace por medio de la falsificación de la documentación de propiedad (3)) y, demasiadas veces lo pagaron con sangre. Otras muchas lo lograron y gracias a su esfuerzo hoy cientos de miles de familias en todo Brasil pueden vivir en paz de la Tierra y para la Tierra.

Creyeron que te mataban con una orden de fuego.
Creyeron que te enterraban
Y lo que hacían era enterrar una semilla
Ernesto Cardenal

Notas:

(0) Interesante artículo de Periodismo Humano sobre esta cuestión y las iniciativas de comunicación de las comunidades indígenas en Argentina.

(1) Información de Amnistía Internacional, de Survival y de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) sobre este episodio de violencia contra la comunidad Guaraní. A raíz de este hecho, un grupo de organizaciones sociales del Estado de Sao Paulo se han movilizado para constituir el Comité Nacional de Defensa de los Pueblos Indígenas de Mato Grosso do Sul.

(2) La noticia aparece en este medio argentino: Pagina12. Además, en este blog de MOCASE está disponible información detallada sobre todo el suceso y la lucha de la comunidad contra la agresión de los pistoleros del agronegocio.

(3) Artículo (en portugués) explicando cómo funciona el grilhagem de tierras en el que estima en “más de 100 millones de hectáreas” las tierras robadas sólo en el Estado de Pará.

** La traducción del Poema “Confesiones del Latifundio” de Pedro Casaldáliga (obispo retirado de Sao Felix do Araguaia, Brasil) es la siguiente:

Por donde pasé,
planté
la alambrada,
planté
la ‘queimada’.
Por donde pasé,
planté
la muerte matada.
Por donde pasé,
maté
la tribu callada,
el campo sudado,
la tierra esperada…
Por donde pasé,
teniéndolo todo en ley,
yo planté la nada.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. dani cando permalink
    2 diciembre, 2011 9:02 AM

    Un abrazo fuerte y gracias por vuestro trabajo para mejorar este mundo que tenemos y que algunos se empeñan en hacer su cortijo particular.

    • 2 diciembre, 2011 11:37 AM

      Gracias Dani. Me consta que por Asturies también estáis haciendo un gran trabajo en la defensa de la tierra y del medio ambiente en lucha contra empresas depredadoras y sin escrúpulos. Ánimo y un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: