Skip to content

Falando de cooperativismo

21 mayo, 2012

La semana pasada Pedro, uno de nuestros compañeros del MST y profesor universitario, nos propuso participar en una de sus aulas en la Universidad Federal de la Frontera Sul (UFFS). La asignatura en cuestión: Economía con énfasis en desarrollo rural y cooperativismo y la idea era dedicar una mañana a hablar de la experiencia de MONDRAGON. El alumnado estaba compuesto por unas 20 personas, la mayoría jóvenes y mujeres. Por nuestra parte (“los bascos”) asistimos Fran (el compañero de Eroski que va a colaborar con el programa durante un año en apoyo a los mercados del Grupo Cooperativo de la Reforma Agraria) y yo mismo.

En la primera parte Pedro habló sobre la historia de MONDRAGON, sus orígenes, el contexto en el que surge, la posguerra, la miseria, la represión y todo lo que se construyó hasta hoy con el esfuerzo de miles de personas empezando con el coraje de un grupo más reducido  liderado por un padre de apellido tan difícil de pronunciar como la región en la que nos encontramos (Cantuquiriguaçú).

Cuando Pedro terminó pensé “demasiada información para solo una mañana”… y todavía no habíamos hablado nosotros :-). La idea era que contáramos nuestras experiencias personales como cooperativistas… se trataba solo de dar respuesta a unas pocas preguntas: ¿cómo es que fuimos a dar en esto?, ¿qué es lo que aprendimos? y … ¿cómo es que continuamos insistiendo? :-).

Fran se animó a hablar el primero utilizando una bien preparada presentación “Eroski, uma companhía diferente” :-).  Habló de la historia de Eroski, de su creación derivada de la demanda de un grupo de consumidores, del enorme desarrollo vivido en los últimos 20 años,  del papel central de la mujer,  de la creación y compra de S.A.s y S.L.s por parte de la S. Coop., del proyecto de cooperativización, etc.

Cuando me llegó mi turno una de las primeras cosas que dije (en plan provocador) fue lo poco que me sirvió en la vida laboral todo lo que me contaron en la Universidad :-).  La verdad es que no lo llevaba muy preparado, solo tenía idea de hablar de mi experiencia vital y profesional, de como llegué (de forma totalmente intencionada) a formar parte de una cooperativa de Mondragon y de por qué hoy estoy en Laranjeiras do Sul (esto último parece que les hace bastante gracia :-)). Otra cosa de la que hablé fue de crisis (desde la del 29 hasta hoy), de la otra cara de la moneda, de qué hacen las cooperativas cuando “pintan bastos”, de las medidas que muchas de nuestras cooperativas hermanas (como Fagor Electromésticos) vienen adoptando desde hace años para hacer frente a las tempestades financieras intentando que tengan el menor coste social posible.

También hablamos sobre intercooperación, de la importancia que tiene para las cooperativas  (sobre todo en tiempos de crisis) formar parte de un grupo dotado de mecanismos de solidaridad interna que permitan hacer frente a los problemas con mayores garantías. Así que explicamos cosas como los fondos de solidaridad intercooperativa, el sistema de reubicación de personas gestionado por Lagun Aro, los fondos de reserva, los complementos de ayudas al desempleo, etc.

Al finalizar la clase recuerdo que le dije a Fran dos cosas: “vaya chapa que les acabamos de dar” y “no sabemos todo lo que sabemos hasta que nos ponemos a hablar de ello”.

Y, luego pensé:  ¡menudos cooperativistas! … ni tan siquiera dijimos que estamos en el Año Internacional del Cooperativismo :-).

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: